Cuidar las lineas de expresión usando mascarillas naturales

Son 4 sencillos pasos que surtirán efecto siempre y cuando se tenga constancia con las mascarillas naturales, lo ideal es hacerlo entre 3 y 5 veces por semana. A diferencia de lo que se cree, estos ejercicios no dejaran pliegues ni marcas, los resultados serán rápidos y efectivos.

Primer paso

Levantar las cejas con gesto de sorpresa lo más que se pueda, estirándolas ampliamente, luego fruncir el ceño con gesto fuerte, aproximando las cejas lo más posible. Fruncir y estirar 5 veces consecutivas.

Segundo Paso

Frunce la cara, cierra fuertemente los ojos, aprieta las cejas en tu ceño y arruga la nariz. Mantente con este gesto durante 10 segundos y repítelo 5 veces más.

Tercer Paso

Reafirma los músculos de la frente sosteniendo con tus dedos los bordes de los ojos y estirando la piel hacia atrás al tiempo de que intentas levantar las cejas lo más que puedas. Mantén la tirantes durante 5 segundos y repite el ejercicio 10 veces más.

Cuarto Paso

Haz la sonrisa más amplia que puedas, exagera el gesto al máximo, levanta las cejas, estira tu rostro con un gesto de sorpresa y tensa lo más posible la piel de la frente. Mantén este gesto durante 10 segundos, y repítelo 10 veces.

Al terminar articula los músculos de tu rostro tratando de relajarlos, la constancia ira haciendo que recuperen su fuerza y tu piel luzca más firme y sin arrugas.