Cuidado del rostro de la mujer madura con gimnasia facial

Cuidados específicos ayudan a mejorar las condiciones de una piel madura los 60 años, las deficiencias hormonales provocan deshidratación, manchas y caída de los tejidos.Los avances en salud han hecho que la esperanza de vida se extienda progresivamente y que una mujer de 60 años hoy no sea considerada una anciana. Y es que cada vez más mujeres de esta edad llevan una vida muy activa y mantienen su cuerpo en forma.

A cierta edad, las deficiencias hormonales hacen que las funciones de la piel no se realicen de la mejor manera, ocasionando deshidratación, manchas y caída de los tejidos, entre otros efectos indeseables.

Sin embargo, existen ciertos consejos que ayudan a mejorar las condiciones de una piel madura, para que luzca más saludable y jovial.

Algunos consejos y puntos claves

La pérdida de calcio es uno de los trastornos que las mujeres sufren en la postmenopausia, a esto se le conoce como dermoporosis, la que causa deshidratación y relajamiento de los tejidos. Por esta razón es aconsejable usar una crema que esté compuesta de calcio asimilable por la piel, para que así ésta recupere densidad y flexibilidad.

Otro producto recomendable para las mujeres a partir de los 60 años, son las cremas que reactivan la producción de los lípidos, las que resultan esenciales para nutrir y devolver la flexibilidad a la piel.

Algunos especialistas aconsejan utilizar productos específicos para pieles maduras, incluida una leche limpiadora y una loción tónica, enriquecidos con complejos nutrientes y reparadores.

De esa manera, las cremas reafirmantes con activos aportan firmeza y densidad, por lo que son completamente indispensables y se deben aplicar en el rostro, cuello y escote.